Bienvenidos
Secciones
Espacio Recreo
¿Cumplís Años?
Novedades
Registrate
Recomendanos
Espacio FitnessEspacio BellezaEspacio MujerEspacio GourmetEspacio SaludEspacio Lifestyle
 

 

Al fin solos. Los celulares están apagados y el contestador se encargará de atender llamados indeseados. El trajín del día quedó atrás y llegó el momento de relajarte junto a tu pareja estimulando todos los sentidos. Después de disfrutar de un buen baño, de optar por velas para aportarle un toque intimista a la iluminación y de elegir la música que tanto les gusta, llega el momento de sorprender por el lado de la comida. Claro que esta vez la propuesta trae aparejada otra finalidad: jugar, estimular y disfrutar de a dos con un menú afrodisíaco. Te sugerimos algunos alimentos que podrías probar con la condición de que después nos cuentes cómo te resultaron.


No importa el plato que prepares, si es una carne roja, un pescado grillé o unas pastas, en todos los casos tenés que combinarlos con especias como la pimienta negra o el clavo de olor, fuentes de energía y que le pondrán calor a la cena. La presencia de cebolla y ajo podés querer descartarla por aquello del mal aliento pero tené en cuenta que desde hace miles de años que se las identifica como estimulantes naturales. Una leyenda árabe señala que el rey Sheik Al-Nefzawi usaba la cebolla como afrodisíaco y así había logrado mantener la erección durante más de 30 días seguidos. Y hasta los egipcios y griegos les prohibían su consumo a los sacerdotes.
También podés recurrir al jengibre, el cual se utiliza en infusiones y suplementos energizantes del sistema circulatorio. Podés rallar un poquito (no exageres) de esta raíz para condimentar tu plato, sea dulce o salado.


Recordá que los mariscos encabezan el top ten de alimentos afrodisíacos con las ostras (crudas) y convidadas en la boca de los enamorados. Lo mismo vale para las almejas y los langostinos, todos ellos ricos en minerales, que favorecen la estimulación de las capacidades físicas y mentales.

Entre las frutas no puede faltar la frambuesa, que en el caso de la mujer contribuye a relajar los órganos sexuales. No sería una mala idea servir entonces un crépe cubierto con miel o jalea real (fuentes de energía y con toda una connotación sexual por su textura y dulzura), coronado con una bocha de helado de crema y decorado con unas frambuesas y hojas de menta.


Chocolate, un infaltable
El aroma del chocolate es inmensamente provocador y despierta todos los sentidos. Obviamente se disfruta más con los ojos cerrados por lo que te proponemos dos alternativas. La primera es jugar con una degustación de bombones rellenos o de diferentes variedades de chocolate (blanco, con almendras, amargo, con pasas, etc.). Y la otra es preparar una fondue para dos, calentando en el fuego chocolate de taza y crema en un cacharro de hierro y luego pinchar todo tipo de frutas cortadas en trozos pequeños (frutillas, banana, gajitos de naranja), así como pedacitos de bizcochuelo, merenguitos y lo que tengas a mano. La combinación frío-caliente se percibe de manera muy fuerte tanto en la boca como en la piel. Cuando tu pareja espere un bocado de chocolate derretido, sorprendela con una cucharada de helado.
No te olvides que acá no importa si se manchan la ropa o el cuerpo, esa es una muy buena excusa para sacársela o terminar duchándose juntos.


Desayuno en la cama
No hay como despertar junto a la persona que elegiste para irte a dormir. Por eso, levantate antes y prepará un rico desayuno bien variado para reponer energías. No puede faltar un rico café (si es recién molido mucho mejor), yogur, jugo y ensalada de frutas. Si no les gusta el café, elegí un te aromático -preferentemente en hebras- de menta o canela, considerada la especia de los amantes.


Un bol con cereales puede acompañarse con yogur o leche fría y a eso sumarsele avellanas (que en muchas culturas se las sirve como banquete de boda junto a la cama de los recién casados), higos (las deidades egipcias y griegas se representaban con un collar de higos al cuello), dátiles (fruto sagrado para los moros), nueces (fruto presente en las noches de boda antiguas y siempre vinculado a la potencia sexual junto con el apio), avena (que tiene la capacidad de liberar la testosterona) y pistacho.


Un desayuno abundante y con mezcla de aromas (no hay como el olor de unas tostadas) y texturas puede ser el comienzo de un día inolvidable.

 
Ingresá tu comentario
Caracteres: 800
  
  Regístrate y comenta con tu usuario Enviar
 
Notas de la Edición Anterior
Para el frío... ¡sopa!
Es tiempo de semillas
Las salsas, más que un mero acompañamiento...
Decisiones y cambios de hábito:...
Plato principal: Ensaladas
 
Buscador
Sección
Buscar
Título de la nota
Buscar