Bienvenidos
Secciones
Espacio Recreo
¿Cumplís Años?
Novedades
Registrate
Recomendanos
Espacio FitnessEspacio BellezaEspacio MujerEspacio GourmetEspacio SaludEspacio Lifestyle
 

 

Si te preguntás qué hacer con los chicos cuando terminan las clases, te contamos todo sobre las colonias de vacaciones, para que tanto ellos como vos puedan disfrutar y divertirse, pero también estar seguros.

 

Llegan las vacaciones y con ellas el momento de dejar atrás las obligaciones y exigencias. Este período de descanso es necesario para que los niños recarguen energía para el comienzo del próximo año lectivo. Una buena alternativa son las colonias de vacaciones, por eso aquí te entregamos una guía completa, asesorados por la Licenciada en Psicología, Ofelia Salgueiro. Y para saber qué nos ofrecen las colonias gratuitas, charlamos con Francisco Irarrázabal, Subsecretario de Deportes del Gobierno de la Ciudad.

Las colonias de vacaciones ofrecen múltiples beneficios:
• Establece conjunto de valores que contribuye a la formación del individuo.
• Permite el desarrollo integral de la persona.
• Integra la persona a la comunidad.
• Fomenta el uso constructivo del tiempo libre.
• Adapta socialmente al niño.
• Da autodisciplina.
• Da oportunidad para practicar situaciones de mando.
• Contribuye al desarrollo de la personalidad.
• Despierta la sensibilidad social.
• Da oportunidades para descubrir nuevos valores individuales.
• Da oportunidad para descubrir nuevos intereses, tanto deportivos como culturales.
• Mantiene el equilibrio psicofisiológico del individuo.

Para Salgueiro, la colonia de vacaciones es una manera de estructurar el tiempo de los niños adecuadamente. Además, la mejor forma que los chicos tienen de disfrutar es cuando se encuentran con sus pares. A partir de los dos años ya pueden asistir a colonias que, generalmente, ofrecen en el mismo jardín al que concurrió durante todo el año. Elegir entre jornada simple o completa va a depender de cada caso en particular y de la dinámica familiar habitual.

Es importante contar con un período de adaptación, sobre todo con los más chiquitos. Para esto no hay un tiempo establecido sino que dependerá de cada institución, de cada grupo y, en definitiva, de cada niño. En este período el niño puede conocer el lugar y a las personas, para adquirir seguridad. “Un niño que no está cómodo con el lugar y las personas se sentirá extraño y, por lo tanto, no podrá sentirse confiado para relajarse y disfrutar”, explica Salgueiro.

En el caso de los más chiquitos es recomendable que los grupos sean reducidos, por el cuidado especial que requieren. “Lo esperable es que el número de chicos esté dentro de los parámetros que se manejan en la escuela por clase, y en el caso de grupos grandes se requiere, imprescindiblemente, más de un coordinador”. Es conveniente que los niños en edad escolar participen en grupos homogéneos en cuanto a la edad porque cada etapa tiene sus características, necesidades e intereses particulares.

Hay colonias que tienen una orientación más recreativa, que consiste en distintas actividades lúdicas (arte, música  y expresión corporal) y aporta el desarrollo de la creatividad. Otras tienen una orientación más deportiva, que ayuda a desarrollar destrezas físicas, a aprender a jugar limpio formando parte de un equipo, y a mejorar el autoestima. Para Salgueiro, lo ideal puede ser una combinación de las dos, pero lo importante es que en cada propuesta se trabaje sobre la enseñanza de valores como el respeto, el compañerismo, la tolerancia y la cooperación.

A la hora de tomar la decisión es conveniente dar a los niños distintas alternativas, y en caso de que haya resistencia es necesario conversar con ellos, anticiparles qué es lo que va a pasar, saber cuáles son sus intereses, si le gustan los grupos reducidos o grandes, etc. Todo esto orienta y ayuda en la elección de la colonia. También es sumamente importante que los padres tengan referencias del lugar, que conozcan la calidad humana y de liderazgo de las personas que lo coordinan, conocer qué harán los hijos durante la jornada, etc. Luego, una vez comenzada la actividad, es importante preguntarles cómo se van sintiendo y si les agrada el lugar y la gente. Hay que evaluar que la colonia cubra tanto las necesidades de los niños como la de los adultos.

Puntos básicos que tiene que tener una colonia confiable:
•  Lugar habilitado para tal actividad.
•  Limpieza, seguridad y comodidad.
•  Coordinadores protectores y confiables, formados en liderazgo.
•  Una filosofía de entendimiento, respeto y comprensión hacia los niños.
•  Personal calificado para responder a situaciones de riesgo.  
•  Seguimiento personalizado de los niños.
•  Exigir certificado médico.

Una oferta deportiva totalmente gratuita
La Subsecretaría de Deportes del Gobierno de la Ciudad ofrece una colonia gratuita, estrictamente deportiva. Las actividades comienzan el primer día hábil de enero y se realizan de lunes a viernes entre las 8 de la mañana y las 5 de la tarde, en casi todos los parques y polideportivos como el Parque Sarmiento, el KDT, el Roca, Parque Chacabuco y Pereyra.


Esta propuesta incluye desayuno, almuerzo y merienda, y transporte público para los chicos que viven en asentamientos o lugares más precarios. De todas formas, todos asisten a la colonia de la zona donde viven, no realizan viajes muy largos.

Se inscriben muchísimos chicos, entre 5 y 13 años, por eso los grupos van rotando por quincena o por semana para que todos puedan participar. La inscripción se realiza únicamente con DNI (en caso de no tenerlo se debe hacer el trámite correspondiente) y, aunque esté cerrada, siempre hay posibilidad de sumarse a último momento.

Los grupos son mixtos (hombres y mujeres) pero homogéneos en edad, y se dividen entre 22 ó 24 chicos, con un profesor jefe y un auxiliar (siempre hay un hombre y una mujer para el tema de los vestuarios). Tienen pileta una o dos veces al día y distintas actividades relacionadas con los deportes más comunes: fútbol, básquet, voley, handball, rugby, jockey, atletismo, tenis y natación. Cuando llueve algunas actividades no se realizan pero igualmente se distribuye la comida en sus barrios.
La joya de esta colonia es que para sus actividades incorpora figuras del deporte, porque son claros y buenos ejemplos para los chicos y es un momento en el que todos prestan mucha atención.

Respecto a la seguridad, la colonia cuenta con cuerpo médico, guardavidas y psicólogos, que trabajan exclusivamente para ellos. Para el control de la comida hay un equipo de bromatología. Además de los profesores y auxiliares que se meten a la pileta con los chicos,  de acuerdo a la cantidad de metros cúbicos que tiene la piscina, hay una cantidad de guardavidas que están todo el día atentos. En los parques grandes, por ejemplo, hay hasta 40 guardavidas.

A su vez, la Subsecretaría de Deportes ofrece una colonia para chicos y adultos con discapacidad, que tiene las mismas actividades sólo que los deportes son adaptados a silla de ruedas o fútbol para ciegos, por ejemplo. El proyecto es unificar ambas colonias y lograr una colonia para chicos totalmente inclusiva, donde todos convivan con todos, y programas específicos para adultos con necesidades especiales.

El Subsecretario, Francisco Irarrázabal, explica que la colonia es un programa social y cultural en el que han logrado que convivan muchas clases sociales. Esta es la gran diferencia con las colonias privadas a las que asisten, generalmente, los mismos chicos y amigos que van al club durante el año. Irarrázabal agrega que esta colonia es el inicio de la actividad deportiva del año, porque “casi el 85% de los chicos, terminada la colonia, sigue haciendo actividad física dentro de estos parques o polideportivos. Este es un programa que dispara la actividad deportiva de la ciudad. No es sólo un momento de divertimento, sino que los chicos fijan hábitos deportivos y se siembra una semilla de inquietud. Además, esta colonia es una oportunidad de aprendizaje única en el año para muchos chicos.”

Asesoró en esta nota: Ofelia Salgueiro. Psicóloga clínica, especialista en niños. M.N 33700.  www.institutoinepa.com.ar  y Francisco Irarrázabal. Subsecretario de Deportes del Gobierno de la Ciudad.  www.buenosaires.gob.ar/deportes

 

 

 

 

 
Ingresá tu comentario
Caracteres: 800
  
  Regístrate y comenta con tu usuario Enviar
 
Notas de la Edición Anterior
Consejos para mantener la pasión con la pareja...
Fundación Leer
Orientación vocacional
Otra vida
Anticoncepción
 
Buscador
Sección
Buscar
Título de la nota
Buscar