Bienvenidos
Secciones
Espacio Recreo
¿Cumplís Años?
Novedades
Registrate
Recomendanos
Espacio FitnessEspacio BellezaEspacio MujerEspacio GourmetEspacio SaludEspacio Lifestyle
 

 

 

Poner todo el cuerpo en acción en un solo ejercicio y con movimientos cotidianos parece casi imposible, pero no para esta nueva disciplina de fitness. Si querés innovar tu rutina de gimnasia, descubrí de qué se trata y sus beneficios.

 


La edición anterior te contamos sobre power jump y cómo es hacer ejercicio saltando sobre un mini trampolín. Más alternativas se suman a estas formas innovadoras y originales de hacer gimnasia y que nos ayudan a mantener nuestro cuerpo sano. Esta vez te presentamos el entrenamiento funcional, lo último en fitness, que aprovecha la multidimensionalidad de movimientos que tiene el cuerpo humano en su hacer cotidiano y ayuda a la reeducación postural, entre otras cosas. Si los aparatos y las clases localizadas te aburrieron, esta es una buena oportunidad para conocer algo distinto. Entrevistamos al profesor nacional de Educación Física Nicolás Block, para saber más acerca de esta nueva disciplina que está llegando al país.


¿Qué es el entrenamiento funcional? 

Es el entrenamiento del movimiento con propósito, es decir, utilizando el cuerpo como un todo. Nos permite pensar nuestros músculos como herramientas y no como trofeos y nos ayuda a usar el cuerpo de manera integral y no aislada. Se trabaja todo el cuerpo en un solo ejercicio. El entrenamiento funcional incluye acciones como empujar, tirar, levantar, rotar, saltar y correr, por eso se dice que es un entrenamiento real para la vida real.


¿A qué se refiere con funcional? 

Los ejercicios son funcionales porque entrenan el cuerpo para las actividades desarrolladas en la vida diaria. El entrenamiento funcional sirve para educar al cuerpo para los movimientos cotidianos, como agacharse para levantar una carta por debajo de la puerta.


¿Qué diferencias tiene con otras disciplinas del gimnasio? 

Primero y principal, el entrenamiento funcional abarca todas las capacidades físicas sin dejar ninguna de lado, mientras que el resto de las disciplinas enfocan en una sola por vez. Por ejemplo, en una clase localizada podés estar parado haciendo brazos y el foco está puesto en los brazos, en cambio en el entrenamiento funcional los brazos hacen una cosa y las piernas o el tronco otra. Además, esto ayuda mucho a trabajar la coordinación. Por otro lado, el entrenamiento funcional cumple con el principio de individualidad, que dice que cada uno de nosotros es distinto y no siempre el entrenamiento que a mí me sirve te puede servir a vos. Las clases grupales de otras disciplinas no son personalizadas o acordes a lo que cada uno puede hacer.


¿Y con los aparatos?

La diferencia más importante es que con los aparatos entrenás músculos aislados y no movimientos. Además, los aparatos nos permiten trabajar en un solo plano (por ejemplo, flexión y extensión de brazos), pero nuestros movimientos diarios son en múltiples planos y así es como se trabaja en el entrenamiento funcional. También podemos sumar que el hecho de estar de pie genera más gasto calórico que estar sentado en una máquina. Esto no quiere decir que no sirvan los aparatos, sino que todo se puede complementar para un mejor entrenamiento.


Pilares sobre los que trabaja esta disciplina:

1. Preparación de movimiento (entrada en calor).

2. Agilidad y velocidad.

3. Entrenamiento muscular.

4. Potencia: ejercicios de fuerza combinados con velocidad, por ejemplo un salto, un lanzamiento de pelota, etc.

5. Entrenamiento de core: el core es el centro del cuerpo y de donde parte el movimiento (por ejemplo, antes de levantar el brazo se contrae el abdominal).

6. Desarrollo de los sistemas energéticos.

7. Regeneración: vuelta a la calma, bajar la frecuencia cardiaca.

8. Tareas de transferencia: por ejemplo, en un ejercicio se hace fuerza (como fuerza de pectorales) y en otro se transfiere esa fuerza en un movimiento dinámico (como lanzamiento de pelota).

9. Prevención de lesiones: se trabajan los músculos estabilizadores, por ejemplo la articulación del tobillo. Una persona que ejercita en la clase sobre bases inestables se acostumbra a perder el equilibrio, por eso si después pisa mal una baldosa en la calle su tobillo va a estar fuerte.


¿Ayuda a adelgazar o solo a endurecer los músculos?

Ayuda a adelgazar porque trabajan muchos músculos al mismo tiempo. Al haber más musculatura implicada en un ejercicio hay mayor gasto calórico, porque los músculos para producir trabajo necesitan quemar calorías. También endurecés los músculos porque trabajás traccionando y empujando cargas que pueden ser a veces el propio peso de tu cuerpo, por ejemplo correr de un cono a otro y cuando llegás hacer una sentadilla. 


¿Ayuda a modificar la postura diaria?

La postura es fundamental porque no hay ejercicio que se haga con mala postura. En el entrenamiento funcional se trabaja, sobre todo, el centro del cuerpo (los músculos que estabilizan el torso: abdominales, espinales, etc.). Entrenás desde el centro del cuerpo (core) hacia las extremidades: no podés empezar trabajando bíceps si tenés el torso débil. Nuestro cuerpo es como un árbol: si el viento mueve la copa y el tronco es frágil, el árbol se va a quebrar. 


¿Por qué se dice que trabaja el sistema nervioso y perceptivo?

El sistema nervioso es el que maneja los músculos, por eso ante un estímulo de fuerza o actividad física siempre va a estar implicado el sistema nervioso central. También trabaja el sistema perceptivo porque en los ejercicios con bases inestables necesitás equilibrarte todo el tiempo para no caerte. Esto genera que el cuerpo tenga varias señales a las cuales atender en la ejecución de un movimiento. 


¿En qué consiste una clase? 

La clase comienza con la entrada en calor: se enseñan los ejercicios que se realizarán en cada estación, se hace trote y estiramiento dinámico (por ejemplo, caminar, llevar una rodilla al pecho y abrazarla).

Luego se pasa a la fase principal del trabajo que abarca todas las capacidades físicas. Una clase puede basarse en un circuito de estaciones donde en cada una de ellas se trabaja un ejercicio diferente o ejercicios combinados, utilizando el propio peso corporal o elementos. El formato son 30 segundos de trabajo y 15 de relajación entre una estación y otra. Por último, hay una vuelta a la calma con trabajos de flexibilidad y elongación.

Son clases de 40 minutos aproximadamente, pero pueden variar dependiendo del estado de la persona y del objetivo de cada uno. 


¿Cuáles son los elementos que se utilizan?

El entrenamiento funcional utiliza una gran cantidad de elementos variados. Algunos ya muy conocidos, como bandas elásticas y conos para marcar líneas de trabajo y direcciones. Y otros más novedosos, como pelotas de básquet rellenas de arena, medias esferas que se utilizan como bases inestables para apoyar los pies o las manos, y la escalera de coordinación, que son cuadrados de tela de 20 cm x 20 cm acostados en el piso, que sirve para hacer un trabajo de coordinación de piernas o de manos. 


¿Quiénes pueden practicarlo? 

Esta actividad puede practicarse desde los 4 años hasta la tercera edad. Además pueden realizarla tanto atletas amateurs como profesionales y gente sedentaria que nunca hizo ninguna actividad física y quiere comenzar.


¿Cómo se toman las clases? 

Lo ideal es realizarlas tres veces por semana como mínimo. Las clases se pueden tomar de forma personalizada o en grupos de 5 o 6 personas. Pueden ser compartidas por gente de distintas edades, porque lo importante es variar la velocidad de ejecución de los ejercicios y el tipo de carga para cada persona. Por eso, en un mismo circuito puede entrenar alguien de 80 años y un joven de 25 años.


¿Se puede practicar en casa?

Sí, se puede hacer en casa pero bajo la cooperación de algún profesor que previamente haya enseñado la correcta ejecución de los ejercicios.


¿Se encuentra fácilmente en cualquier gimnasio? 

Hoy en día se está divulgando por nuestro país, pero todavía hay gimnasios que no tienen esta clase, ya que es algo relativamente nuevo. Lo que sugiero es acercarse al gimnasio que elijan y averiguar si tiene entrenamiento funcional o profesores certificados en Core 360º (programa registrado).


Principales beneficios de esta actividad:

Pérdida de grasa desde el primer día.

Tonificación muscular.

Prevención de lesiones.

Mejora de la postura corporal. 


Tips para principiantes

No olvidar el correcto calzado deportivo, agua, toalla para secarse y ropa acorde. Pero lo más importante es hacer de nuestro entrenamiento un juego, porque esto genera mayores resultados a corto, mediano y largo plazo.


¿Qué esperás? ¡Probá una clase y contanos cómo te fue!


 

Asesoró en esta nota: Nicolás Block. Profesor Nacional de Educación Física y Gerente de Equilibriogym.

www.equilibriogym.com.ar nicolas@equilibriogym.com.ar  

 

 
Ingresá tu comentario
Caracteres: 800
  
  Regístrate y comenta con tu usuario Enviar
 
Notas de la Edición Anterior
¿Qué es el entrenamiento funcional?
Kayak: tomar los remos
Deporte en Vacaciones
Longboard: ¿deporte o medio de transporte?...
Deporte full time
 
Buscador
Sección
Buscar
Título de la nota
Buscar