Bienvenidos
Secciones
Espacio Recreo
¿Cumplís Años?
Novedades
Registrate
Recomendanos
Espacio FitnessEspacio BellezaEspacio MujerEspacio GourmetEspacio SaludEspacio Lifestyle
 

 

Hay apellidos que por la trayectoria que tienen se los asocia con determinadas disciplinas. En el caso del hockey femenino hay un selecto grupo que, a fuerza de partidos inolvidables y conquistas alrededor del mundo, dieron forma a lo que se conoció como Las Leonas; exponentes ellas de la generación dorada de este deporte en nuestro país pero con proyección internacional. Sin dudas que Cecilia Rognoni integra esta elite que abrió paso a cientos de chicas en un deporte cada vez más profesionalizado que, hasta hace no muchos años, sólo era considerado un pasatiempo de colegio secundario.


A los 33 años, Rognoni, quien juega en el Bloemendaal de Holanda, volvió a ser noticia ya que cuando soplan vientos de recambio en la Selección Argentina fue convocada nuevamente para ser parte del equipo. Esto se da nada menos que diez meses después de que la jugadora profesional debutara como mamá de Nina.

 

-¿Cómo te resultó tu vuelta al hockey luego de ser mamá?


Fue muy tranquila ya que empecé como assistant coach en Bloemendaal y luego me enganché entrenando y jugando. En cambio la vuelta a la Selección fue más complicada porque requiere de más horas de entrenamiento, pero con el apoyo de mi familia y amigos, sumado a una buena organización, todo es posible.

 

-¿Cómo combinás la faceta de mamá y la de deportista?


Como deportista una sabe lo que tiene que hacer, qué horarios maneja, cómo alimentarse y cuándo descansar. Combinarlo con la faceta de ser madre es todo un desafío ya que Nina maneja sus propios horarios y yo adapto los míos a sus necesidades. Actualmente vamos juntas al gimnasio y mientras ella juega con la chica que la cuida yo hago mi rutina; a la hora que le toca comer hago mi pausa también, le doy la comida y luego sigo un rato más hasta terminar mi entrenamiento. Por suerte Nina se porta bien y me espera sin quejarse.


Por las noches la llevo al club y se queda con Sofía, una compañera del club y amiga que se lesionó, quien la cuida hasta que termino el entrenamiento.

 

-¿Tomaste la decisión de ser mamá en un determinado momento, algo calculado o simplemente lo sentiste y lo dejaste librado al azar?


Con Daan, mi esposo sentimos que era el momento y por suerte no se hizo esperar mucho.

 

Cambios de todo tipo


Ser madre implica un giro de 180º en la vida de cualquier mujer, ya nada es igual desde el momento en que hay una persona que pasa a depender de ella. Combinar profesión con maternidad no es fácil y menos aún pensar en recuperar la figura, pero Rognoni demuestra que no es imposible si se tiene el apoyo de la familia.

 

-¿El hecho de ser deportista te ayudó a recuperarte tras el embarazo?


Creo que ser deportista me dio las ganas de volver a mi estado físico anterior al embarazo. Siempre fui muy exigente conmigo misma y eso hizo que volviera a jugar y que mi recuperación haya sido bastante rápida.

 

-¿Qué provocó Nina en tu vida, qué cosas cambiaron?


Nada que pueda decir puede expresar el sentimiento que mi hija crea cada día en mí. Nina cambió mi vida sin dudas, y me hizo vivir, desde el embarazo hasta este primer año, un período único, con mayúsculas. Los que saben lo que es la felicidad pueden entender un poco este sentimiento: Nina me da felicidad cada segundo desde el día en que nació.

 

-¿Cómo te ayuda tu pareja y la familia para que puedas combinar deporte y maternidad?


Cuando volví a jugar al club organizamos nuestros días para que cuando yo entrenara Daan se quedara con Nina durante la semana; los domingos, que son los días de partido, vamos los tres juntos a donde juegue. Nina es la fan número uno del Bloemendaal, ¡ja ja!


Cuando decidí aceptar el desafío de volver a la Selección, consultamos a mi familia en Argentina y mi familia en Holanda y todos accedieron en ayudarnos con el cuidado de nuestra hija. La organización es la clave para que sea posible.

 

-¿Cómo es tu vida en Holanda? ¿Te adaptaste fácilmente?


Es muy tranquila, aunque también un poco más "solitaria" que en Argentina. Me adapté fácilmente porque me gusta mucho y me siento cómoda con el tipo de vida que se lleva en Holanda. Tiene sus pros y sus contras, pero lo importante es que me gusta y por ahora me banco bastante bien el clima; tratamos de viajar a Argentina una vez al año y eso nos carga de energía y nos da colorcito de verano en la piel.

 

-¿Qué les recomendarías a otras mujeres que temen relegar su vida profesional por ser madres?


Ser madre es algo único que se lo recomiendo a cualquier mujer. Nosotras estamos capacitadas para poder combinar ambas cosas, nuestra faceta profesional y el cuidado de un hijo. Tal vez el primer año de vida, los hijos necesitan más de nosotras, pero luego vamos encontrando nuevamente nuestro lugar y nuestras cosas.

 

Por siempre Leona


A pesar de que no integrará que plantel que disputará el Mundial que se llevará a cabo en septiembre en Rosario, la experiencia de Cecilia es un ejemplo a imitar y volver a vestir la camiseta celeste y blanco fue muy movilizante para ella. “La convocatoria nos tomó por sorpresa. Nos estábamos preparando con Daan y Nina para pasar unas lindas vacaciones en Argentina y a mediados de diciembre tuvimos que cambiar nuestros planes y en vez de que sean sólo vacaciones tuvimos que combinarlo junto con mis entrenamientos”, confiesa Rognoni.


 

-¿Qué significó para vos volver a vestir la camiseta argentina y convertir un gol en el Torneo Cuatro Naciones de Córdoba?


Volver a vestir la camiseta fue un sentimiento muy particular, tuve el mismo sentimiento que cuando me la dieron por primera vez. Y haber hecho un gol me dio confianza y alegría, mucha alegría.

 

-¿Qué expectativas tenés para el Mundial de septiembre en Rosario? ¿Influye ser locales?


-Tenemos un muy buen equipo pero ningún partido va a ser fácil. Ser locales es una presión extra, pero a Argentina le gusta jugar bajo presión y sabe sacar lo mejor del equipo en los momentos difíciles.

 
Ingresá tu comentario
Caracteres: 800
  
  Regístrate y comenta con tu usuario Enviar
 
Notas de la Edición Anterior
Deporte en Vacaciones
Una mamá leona
Andar en bicicleta, un hábito saludable
Fútbol femenino, una tendencia que crece
Yoga aéreo
 
Buscador
Sección
Buscar
Título de la nota
Buscar