Bienvenidos
Secciones
Espacio Recreo
¿Cumplís Años?
Novedades
Registrate
Recomendanos
Espacio FitnessEspacio BellezaEspacio MujerEspacio GourmetEspacio SaludEspacio Lifestyle
 

 

 


Los orígenes de una historia

Shakespeare escribió infinidad de obras que fueron traducidas a todos los idiomas del mundo. Sin embargo, la obra que lo convirtió en el dramaturgo más prestigioso de Inglaterra y con la que logró destronar a sus competidores fue Romeo y Julieta (escrita entre 1594 y 1595). Se decía que hasta la reina Isabel sabía pasajes de la obra de memoria. En aquella época, los derechos de autor no existían, por eso el argumento fue retomado por otros escritores de Europa y comenzaron a aparecer Romeos y Julietas italianos, españoles y alemanes, entre otros.


Además, la falta de los derechos de autor habilitaba a que cualquiera pudiera modificar el guion original. Quizá haya sido ese el motivo por el que se dudó tanto de la autoría de las obras de Shakespeare. No se creía que en solo veinte años (entre 1590 y 1610) hubiera escrito 36 piezas teatrales (tragedias, comedias y dramas), dos poemas y 154 sonetos. Se decía que detrás de él trabajaban a la sombra equipos de autores fantasma, pero ésto nunca fue probado.


La historia de estos dos amantes tiene raíces anteriores a Shakespeare. El argumento aparece por primera vez en 1476 de la mano de Masuccio de Salerno en uno de sus cuentos donde los personajes son de Siena y el final es trágico. Hasta que en 1535, el italiano Luigi Da Porto los llama Romeo y Julieta y los ubica en Verona, pero en las familias de los Montecchi y los Cappelletti. Pareciera ser que esa fue la versión que Shakespeare leyó y rescribió, transformándolos en los Montesco y los Capuleto.


Pero si nos remontamos a los orígenes de la leyenda (la historia de dos amantes que mueren juntos) tenemos que viajar más atrás todavía en el pasado: la historia griega de Píramo y Tisbe y la celta de Tristán e Iseo. Aquí las muertes ya se debían a un error y se usaba el recurso de escaparse del matrimonio forzado gracias a una droga que hacía parecer la muerte.


¿Mito o realidad?

Si nos preguntamos si los amantes de Verona existieron realmente, la respuesta tiene un 99% de seguridad. Según ciertas investigaciones, las familias existieron y hubo enfrentamientos entre ellos por cuestiones de poder y riqueza, pero faltan documentos históricos para saber si la historia de amor existió realmente.


Lo cierto es que la pluma de Shakespeare le dio un toque mágico a esta historia que logró transformarla en una industria cultural. En Verona se recreó la “ruta de los amantes” para los turistas. En 1935, se creó la casa de Julieta en la calle Capello 23, donde hay una estatua de ella, y su tumba ficticia en un cementerio subterráneo de un viejo convento, donde los novios van a jurarse amor eterno. También se puede ver la casa de Romeo (aunque está habitada y no puede visitarse); la plaza Erbe (que existe desde tiempos romanos) donde probablemente Romeo mató a Teobaldo; y castillos de los amantes.


Entre los viajeros circulan ciertas creencias como aquella que dice que si tocan un seno de la estatua de Julieta, regresarán a Verona o encontrarán el verdadero amor. Los graffitis con súplicas y rezos en las paredes de la casa de Julieta se reiteran año tras año. Además, miles de amantes solitarios envían cartas desde todo el mundo pidiendo consejo y consuelo a Julieta. El Club de Julieta les contesta en distintas lenguas y selecciona una de ellas para entregarle una rosa de plata el 17 de Septiembre (el día del hipotético cumpleaños de la amada de Romeo). Esa misma fecha, varios actores se visten de época y representan la obra en los salones y el jardín de la casa; y después se van a recorrer la ciudad. 


Personajes de ficción o amantes verdaderos, Romeo y Julieta serán eternamente los protagonistas de la historia de amor trágica más famosa del mundo. Conocer su historia en un viaje por Italia o leyendo las páginas de un libro, no tiene desperdicio.


 

Fuentes:http://www.conociendoitalia.com/visitar-la-casa-de-julieta-una-de-las-atracciones-mas-famosas-de-verona/ Romeo y Julieta. William Shakespeare. Editorial Losada.
 
Ingresá tu comentario
Caracteres: 800
  
  Regístrate y comenta con tu usuario Enviar
 
Notas de la Edición Anterior
¿Qué es la RSE?
Estilo de vida: Cortázar
Arte callejero
Carhué: relax y
aguas termales

¡Un invierno a todo brillo y color!
 
Buscador
Sección
Buscar
Título de la nota
Buscar