Bienvenidos
Secciones
Espacio Recreo
¿Cumplís Años?
Novedades
Registrate
Recomendanos
Espacio FitnessEspacio BellezaEspacio MujerEspacio GourmetEspacio SaludEspacio Lifestyle
 

 

La actividad al aire libre es sumamente saludable y hace que recibamos radiación solar. Frente a esta situación, el bronceado es siempre una respuesta de defensa. Sin embargo, si utilizamos los protectores solares adecuados y nos exponemos en los horarios permitidos, podremos adquirir un bronceado saludable. Además, la exposición al sol favorece la producción de vitamina D que interviene en la calcificación normal de los huesos en todas las edades. Para disfrutar del sol sin preocuparnos, la dermatóloga Rita García Díaz nos aconseja y nos da algunos tips.

 

Lo primero que debemos saber es que el bronceado depende del color de la piel denominado fototipo”. El fototipo está dado por la cantidad de pigmento o de melanina que cada piel puede producir, lo que está determinado genéticamente, es decir, que no se puede modificar. Cada piel tiene una capacidad propia para broncearse que se mantiene toda la vida. Las pieles más sensibles son las pieles muy blancas y las menos sensibles son las morenas.

 

Preparar la piel para el sol

Tanto el rostro como el cuerpo deben estar bien limpios e hidratados para exponerse al sol. “Se recomienda el uso de hidratante corporal por la noche para que ningún producto interfiera con el protector solar que se utilizará durante el día. En la cara puede colocarse una crema hidratante liviana con antioxidantes al levantarse y, media hora después, colocar el protector solar”, explica García Díaz.

 

En lo que respecta a la alimentación, el consumo de carotenos favorece el bronceado saludable y tiene una función levemente protectora. Los carotenos se encuentran en verduras y frutas como la zanahoria, el zapallo, las  hojas verdes, el tomate, la naranja, la mandarina, la sandía, entre otras. “Es bueno el consumo diario de una o dos porciones de frutas y verduras para que colaboren en el tono del bronceado y en la protección solar”, afirma.

 

Por otro lado, la hidratación de la piel también es muy importante a la hora de broncearse. La piel reseca y deshidratada no adquiere un bronceado uniforme y además lo pierde rápidamente. Es fundamental hidratar diariamente la piel del rostro y del cuerpo durante el verano.

 

Elegir y usar el protector solar

A la hora de comprar un fotoprotector confiable, hay datos claves que deben constar en la etiqueta o en el prospecto:

 

-Debe constar el FPS (factor de protección solar) UVB y también debe tener protección UVA amplia.


-Debe estar dermatológicamente testeado para que estemos seguros de que no produce reacciones alérgicas de contacto.

 

-Debe ser resistente al agua

 

-Debe ser fotoestable. Esto garantiza que mantiene su nivel de protección estable entre una aplicación y otra (el tiempo está indicado en el envase y suele ser unas 2 horas).

 

-Debe ser no tóxico, tanto a nivel de la piel como del resto del organismo. Esto depende del tipo de filtros elegidos para su fórmula y de la combinación y la interacción entre los mismos.

 

Al colocar el protector solar, debemos hacerlo 30 minutos antes de salir al sol, y no en el momento en el que ya estamos expuestos, para permitir la interacción entre los filtros y la piel y así dar lugar a la acción protectora.

También es importante volver a aplicarlo cada 2 horas para mantener su acción protectora y volver a aplicarlo luego de un baño prolongado o de una sudoración intensa.

 

García Díaz nos recuerda colocarlo en zonas muy expuestas y olvidadas, como las orejas (si se usa cabello muy corto o recogido), el dorso de las manos y los labios.

 

¿Y después de la exposición solar?

Luego de haber estado al sol, debemos realizar un buen baño higiénico con un jabón cremoso y colocar inmediatamente una crema o una emulsión hidratante. García Díaz aclara que todos los postsolares deben ser livianos, de rápida absorción, descongestivos e hidratantes.

 

Si queremos realizar una exfoliación en verano cuando la piel se expone al sol, debe ser muy suave porque si generamos inflamación pueden aparecer manchas muy difíciles de corregir. Al contrario de lo que se cree, la exfoliación elimina la capa más superficial de la piel, pero no elimina el bronceado.

 

Además, una vez que la piel está bronceada, mantiene la misma sensibilidad solar que antes, por eso es fundamental seguir aplicando protector. “Los efectos de envejecimiento y la predisposición a ciertas enfermedades de la piel producidos por los rayos UVA y UVB se mantienen aunque la piel haya fabricado melanina para defenderse”, aclara García Díaz.

 

Por último, para conservar el bronceado cuando volvemos de las vacaciones, se debe hidratar la piel con cremas diariamente y se puede sumar el uso de algún autobronceante.

 

Claves finales para un bronceado cuidado


 -Exponerse al sol de forma gradual, siempre con la piel limpia y libre de cosméticos o perfumes.


-Evitar el sol entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde. Es útil usar la “regla de la sombra”: podemos exponernos al sol cuando nuestra sombra es más larga que nuestro cuerpo.


-Colocar el protector solar aunque el día esté nublado: los rayos UV atraviesan las nubes y llegan a la piel.


-Recordar que el agua y la arena reflejan la luz solar entre un 25 y 30%, lo que potencia el riesgo de quemaduras en la playa.


-Elegir protectores solares que sean humectantes, ya que la exposición solar genera resecamiento. Para el rostro son preferibles los que tienen antioxidante  agregados, como las vitaminas A y E.


-Para los niños, elegir siempre un protector solar infantil.


-Utilizar gorros, sombreros y anteojos de sol.

 


¡Ahora ya estás listo para lucir un bronceado envidiable! 

Asesoró en esta nota: Rita García Díaz. M.N 47860. Médica especialista en Dermatología y Dermatología Pediátrica. Miembro titular de la Sociedad Argentina de Dermatología y docente en la UBA.
 
Ingresá tu comentario
Caracteres: 800
  
  Regístrate y comenta con tu usuario Enviar
 
Notas de la Edición Anterior
Un poco de moda no incomoda
¡Color en la cabeza!
Técnicas integrales para rejuvenecer el...
¿Qué tipo de piel tengo?
Secretos de la
depilación definitiva...

 
Buscador
Sección
Buscar
Título de la nota
Buscar